La crianza de los hijos como práctica meditativa

Empecé a meditar cuando tenía poco más de 20 años. Por aquel entonces, tenía una cierta flexibilidad en términos de tiempo y podía asistir periódicamente a retiros de meditación de diez días o de dos semanas de duración. Esos retiros Leer más