Archivo de la etiqueta: conciencia

Qué es Mindfulness o Atención plena

Mindfulness o Atención plena es una práctica basada en la meditación vipassana, que busca mantener la atención centrada en la experiencia inmediata con curiosidad, apertura, aceptación.

Se atiende a la experiencia presente sin juzgarla, con mente de principiante, sin esforzarse, con desapego ( Kabat- Zinn 2003).

La atención plena es una actividad no conceptual y no lingüística, más fácil de experimentar que de describir con palabras. Es estar en contacto con el momento presente, tener conciencia de lo que se está haciendo. Es el opuesto del piloto automático, y tiene que ver con la calidad de la conciencia con que vivimos. En este sentido es un estado mental, un estado de la conciencia (Miró 2006). Podríamos decir que practicando atención plena (técnica), obtenemos atención plena (estado mental).

Seguir leyendo Qué es Mindfulness o Atención plena

El olvido como mecanismo de supervivencia

Si durante la infancia, las personas muy cercanas afectivamente, como nuestra madre o nuestro padre, han sido al mismo tiempo protectores y depredadores de nuestro ser interior, nos han alimentado, pero también han violentado nuestras emociones, se produce un fenómeno: la conciencia se divide.

Seguir leyendo El olvido como mecanismo de supervivencia

Los prisioneros de la caverna

Érase una vez un grupo de hombres y mujeres que habían sido desterrados al fondo de una caverna y sometidos a un potente narcótico para olvidar la existencia de las realidades exteriores a la gruta. Se les había sentado en un asiento confortable para que contemplaran un juego de sombras sobre la pared del fondo. A sus espaldas, hábiles titiriteros agitaban sus figurillas ante una hoguera, ejecutando todo tipo de escenas que se proyectaban sobre la pared. Los prisioneros estaban tan cautivados por las peripecias de las sombras que danzaban ante ellos que no necesitaban ya medicamentos para estar tranquilos. Además, muchos se identificaban totalmente con uno de los espectros y pasaban su vida llorando por sus desgracias y alegrándose de sus éxitos. Un detenido llamado Sócrates logró, sin embargo, liberarse del espectáculo; después, de sus cadenas; y salió de las entrañas de la roca para aspirar la pureza del aire. Se dio entonces cuenta de las maravillas del mundo exterior, mucho más consistentes que las fantasmagorías de la caverna. Vio el color del cielo y de las flores. Escuchó el canto de los pájaros. Pero no queriendo guardarse todo esto para él solo, regresó lleno de entusiasmo al abismo oscuro, a fin de liberar también a sus compañeros. Pero ante su gran sorpresa, estos rechazaron creerle y le participaron la felicidad de su condición. Sócrates insistió y provocó la cólera de los titiriteros, deseosos de conservar su poder. Fue condenado a muerte por ser un peligroso iluminado. El espectáculo continúa…

Platón, La República, libro VII