Archivo de la etiqueta: autoconocimiento

Madres e hijas. Un vínculo que sana o que hiere

Cada hija lleva consigo a su madre. Es un vínculo eterno del que nunca nos podremos desligar. Porque, si algo debe quedarnos claro, es que siempre contendremos algo de nuestras madres.
Para tener salud y ser felices, cada una de nosotras tenemos que conocer de qué manera nuestra madre influyó en nuestra historia y cómo sigue haciéndolo. Ella es la que antes de nacer nos ofrece nuestra primera experiencia de cariño y de sustento. Y es a través de ella que comprendemos qué es ser mujer y cómo podemos cuidar o descuidar nuestro cuerpo.

Sigue leyendo

patriarcal

“El mal de la civilización es la mente patriarcal”. Entrevista a Claudio Naranjo

La nave se está hundiendo pero la gente tiende a estar más ocupada en mantener el estatus que en salvarse; en defender lo poco que les queda, aunque se haya visto lo poco que vale, que en la transformación, en dejarlo todo y empezar a construir de cero.

Claudio Naranjo estudió medicina, psiquiatría y música y acabó convirtiéndose en un referente mundial en la investigación de la mente humana. Integrador de la sabiduría tradicional y científica, oriental y occidental, y el conocimiento histórico, antropológico, sociológico, psicológico y espiritual del ser humano. Creador del programa SAT, en principio dirigido a profesionales de la psicoterapia y derivado en un programa de transformación individual y social para uso personal y en el ámbito educativo. Autor de más de 20 libros, traducidos a varios idiomas.

Sigue leyendo

Reflexiones: diferencia entre querer y amar

Todos los seres humanos desean ser queridos. Pero ¿cuántos aman realmente? El verdadero amor actúa como un alquimista: convierte la ambición en altruismo y transforma el sufrimiento en felicidad.

Sigue leyendo

Preguntas inquietantes

 ¿Qué sentido tiene querer mejorar el mundo sin haber comprendido los mecanismos por los cuales generamos nuestros propios dramas cotidianos? ¿Qué estamos entendiendo realmente de la historia si somos incapaces de entender nuestra propia vida?  ¿Qué tipo de medicina es aquella que, siguiendo unos protocolos, diagnostica sin saber nada de la vida del “paciente” y que hace de las estadísticas más una superstición que un recurso matemático? ¿A qué conduce una educación dirigida a mantener una cultura renunciando a la creatividad de los alumnos para cambiarla? ¿Qué sentido tiene enamorarse de alguien sin entender nuestras emociones, sin conocer los estados de necesidad de nuestro propio ego? ¿Qué lógica tiene que padres y profesores claramente infelices den lecciones a sus hijos y alumnos sobre lo que les conviene?

Sigue leyendo

¿Por qué hacer un desarrollo personal? (II)

Definir lo que significa hacer un desarrollo personal puede dar lugar a diversidad de acepciones o interpretaciones, tales como que la persona pueda descubrir sus facultades y llevarlas a su máxima expresión, el conocimiento de sí mismo aceptando virtudes y debilidades, la obtención de una óptima salud emocional o el descubrimiento constante de esa tarea vital que cada uno debe llevar a cabo. John C. Pierrakos, psiquiatra y creador de la Bioenergética (una psicoterapia corporal) junto con Alexander Lowen, se pronunció al respecto postulando que esa tarea vital iba unida a desarrollar la capacidad de amar.

Sigue leyendo

psicóloga on line

¿Por qué hacer un desarrollo personal? (I)

Podríamos decir que la pregunta en sí es una paradoja porque, conscientemente o no, todos estamos inmersos en un proceso de desarrollo personal desde que nacemos hasta que morimosCarl Jung llamaba a este proceso “Proceso de Individuación”“un proceso natural orientado en la dirección de ser uno mismo o alcanzar la autenticidad, en el cual la consciencia se amplía y donde el individuo cuente con recursos que anteriormente desconocía”. En tal caso, ¿En qué tesitura se encuentra la figura del psicoterapeuta o facilitador?

Sigue leyendo

Cómo empezar una práctica de meditación (atención plena)

Si deseas integrar una práctica de meditación en tu vida, una forma de empezar es encontrar o crear momentos de silencio y en soledad. Incluso unos pocos minutos pueden resultar muy restauradores, porque los “momentos” sin tiempo son momentos que liberan. No hay lugar a donde ir, ni nada que hacer. Por un momento te liberas de la presión del tiempo y de las obligaciones, y accedes a la experiencia de ser íntegro y completo, siendo a la vez parte de una totalidad e interconexión mayores.

Sigue leyendo