Archivo de la etiqueta: ansiedad

Psicoterapia y Meditación

“Si analizamos en profundidad estilos de vida como el Budismo o el Taoísmo, el Vedanta o el Yoga -escribe Alan Watts- no encontraremos en ellos filosofía o religión en el sentido en que estos términos han sido utilizados en Occidente. Lo que encontramos está mucho más próximo a la psicoterapia”. En este campo, el misticismo (la búsqueda y la experiencia de la relación del individuo con la totalidad) y la psicoterapia occidental siguen caminos distintos para llegar a un mismo punto. Si sufro de una intensa ansiedad y voy en busca de ayuda al psicólogo/a, éste/a intentará ayudarme explorando inicialmente el contenido del problema. ¿Sobre qué está enfocado? ¿Cuál es el contenido de su significación simbólica en los diferentes niveles de la personalidad?. La/el psicóloga/o fundamenta su trabajo sobre la teoría de que cuando el contenido es reorganizado y los elementos perturbadores son llevados al nivel de la conciencia, la estructura de mi personalidad se reorganizará igualmente de una forma más positiva y saludable.

Si, por el contrario, con el mismo estado de ansiedad, acudo en demanda de ayuda a un/a especialista en meditación (y/o yoga), éste/a intentará inicialmente ayudarme mediante el fortalecimiento y el reajuste de la estructura y la capacidad operativa de la organización de mi personalidad. Me recomendará la práctica de diversos ejercicios con el fin de fortalecer la estructura global de esta organización. Trabajará sobre la teoría de que cuando la estructura se hace más fuerte y más coherente por medio de estos ejercicios, el contenido que está en un nivel no-ideal (es decir, el material que está reprimido y es la causa de los síntomas) se desplazará hacia niveles más convenientes y será adecuadamente reorganizado.

Las dos teorías son válidas y los dos planteamientos “funcionan”. Ambas están también en un primitivo estadio de desarrollo en Occidente y, en la actualidad, hay una gran cantidad de sinsentido tanto en las prácticas místicas como en las terapéuticas. Quizá ahora podamos comenzar a abrigar esperanzas de llegar a una síntesis entre las dos, combinando lo mejor de cada una de ellas y desechando las fijaciones más o menos obsesivas y todo cuanto de supersticioso se ha encontrado últimamente en ellas. Esto conduciría sin duda a un método mucho más efectivo.

Por Lawrence LeShan. Pionero en la exploración terapéutica y en las implicaciones éticas y psicológicas de la meditación. Extracto de su obra “Cómo meditar: guía para el descubrimiento de sí mismo”.

Qué es Mindfulness o Atención plena

Mindfulness o Atención plena es una práctica basada en la meditación vipassana, que busca mantener la atención centrada en la experiencia inmediata con curiosidad, apertura, aceptación.

Se atiende a la experiencia presente sin juzgarla, con mente de principiante, sin esforzarse, con desapego ( Kabat- Zinn 2003).

La atención plena es una actividad no conceptual y no lingüística, más fácil de experimentar que de describir con palabras. Es estar en contacto con el momento presente, tener conciencia de lo que se está haciendo. Es el opuesto del piloto automático, y tiene que ver con la calidad de la conciencia con que vivimos. En este sentido es un estado mental, un estado de la conciencia (Miró 2006). Podríamos decir que practicando atención plena (técnica), obtenemos atención plena (estado mental).

Sigue leyendo

psicología social

Transformar la realidad que nos paraliza

Transitamos nuestra vida en una vorágine de información, de sensaciones, de necesidades. Nos encontramos permanentemente con una multiplicidad de frentes abiertos: el trabajo (o los trabajos), el estudio, la pareja, los hijos, los amigos, los vecinos, la tele, el móvil, el Facebook… Es cada vez más común sentirnos abrumados, agotados, superados. Frases como “tengo tantas cosas que no sé por dónde empezar”, “estoy superado/a”, “estoy liquidado/a”, “el tiempo no me alcanza para nada”, se hacen cada más comunes en nuestro vocabulario.

Cómo empezar una práctica de meditación (atención plena)

Si deseas integrar una práctica de meditación en tu vida, una forma de empezar es encontrar o crear momentos de silencio y en soledad. Incluso unos pocos minutos pueden resultar muy restauradores, porque los “momentos” sin tiempo son momentos que liberan. No hay lugar a donde ir, ni nada que hacer. Por un momento te liberas de la presión del tiempo y de las obligaciones, y accedes a la experiencia de ser íntegro y completo, siendo a la vez parte de una totalidad e interconexión mayores.

Sigue leyendo

Procrastinación: dejar para mañana lo que se puede hacer hoy

Llevaba tiempo queriendo dedicarle una entrada a la procrastinación, pero lo he ido dejando y dejando… Como muchos lectores sabrán, la procrastinación es la tendencia a dejar para mañana lo que bien podríamos hacer hoy, es decir, postergar algunas tareas que nos resultan complejas o insatisfactorias y sustituirlas por otras más agradables y cómodas.

 Supuestamente, la procrastinación patológica está causada por la ansiedad que nos produce el tener que hacer frente a una tarea que exige un gran esfuerzo, probablemente por un perfeccionismo extremo que genera un gran miedo al fracaso. También parece relacionada con trastornos en el autocontrol.

Sigue leyendo

La meditación: medicina contra el estrés


“Buena parte de las dolencias que padecemos tienen una causa emocional y de descontrol de pensamiento”, señala la psicóloga Alejandra Vallejo-Nágera. Ésta es la premisa de la que parten las técnicas de reducción del estrés basadas en la atención plena (o “mindfulness”, en inglés) desarrolladas en la Universidad de Massachusetts (EEUU) hace más de treinta años.

Sigue leyendo