Somos seres en proceso continuo

Aunque funcionamos como un todo, al observarnos tendemos a diseccionarnos por partes.

Podemos contemplar nuestra vida intelectual, nuestra vida emocional y nuestra temperatura energética. Podemos vernos en el ámbito familiar o en el profesional. Podemos observar nuestros talentos y también nuestras carencias. Nuestras vidas se visten de múltiples roles, unos más llevaderos y otros haciendo lo que se puede.

Vengo a decir que somos conscientes de que no hay nada más difícil que lograr una perfecta armonía o integridad entre todas esas partes que somos. A unas dedicamos mimos y esfuerzos porque nos salen bien y otras las ocultamos o dejamos por inútiles porque nos salen mal. De cualquier aspecto que analicemos del ser humano siempre encontraremos su opuesto.

Por todo ello es mejor contemplarse como seres en proceso y no si somos esto o aquello. Como muy bien definió Carl Rogers, “somos personas en proceso y no un producto”. El proceso de integración dura toda la vida.

Xavier Guix

 

Publicado el:24/02/2011admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *