Para qué sirve la psicoterapia

La psicoterapia va acompañada de ciertos mitos que a veces impide que la gente se acerque a la consulta de un/a psicólogo/a para recibir ayuda.

En contra de lo que popularmente se ha pensado, la psicoterapia no fue creada para tratar a quienes están “locos” o a aquellos que son demasiado débiles para lidiar con los problemas cotidianos, sino que cualquier persona, sea cual sea su condición, puede beneficiarse de la psicoterapia.

Poco a poco se va borrando el estigma que antiguamente se asignaba a todo aquel que iba al psicólogo, pero aún queda mucho por hacer. Carl Rogers, el padre de la Psicoterapia Humanista, pensaba que todos tenemos la capacidad de crecer como personas y que la psicoterapia permite trabajar en esos aspectos que pueden mejorar la situación individual de cada uno para ser más felices y sentirnos más plenos y autorrealizados.

Diversos estudios han demostrado empíricamente los siguientes beneficios de la psicoterapia:

-Aumento del bienestar y mejora de autoestima
-Reducción de estrés
-Mayor confianza en sí mismo, en sus propias posibilidades y en su seguridad en el mundo
-Sentimiento de plenitud y mejora en las relaciones sociales (pareja, familia, etc.)
-Aprendizaje de técnicas para abordar los problemas con mayor facilidad
-Mayor capacidad para enterderse a uno mismo y a los demás
-Mayor capacidad para aceptar las dificultades de la vida
-Aumento de habilidades sociales
-Logro de un mayor grado de felicidad y satisfacción personal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *