Desarrollo personal

Preguntas inquietantes

 ¿Qué sentido tiene querer mejorar el mundo sin haber comprendido los mecanismos por los cuales generamos nuestros propios dramas cotidianos? ¿Qué estamos entendiendo realmente de la historia si somos incapaces de entender nuestra propia vida?  ¿Qué tipo de medicina es aquella que, siguiendo unos protocolos, diagnostica sin saber nada de la vida del “paciente” y que hace de las estadísticas más una superstición que un recurso matemático? ¿A qué conduce una educación dirigida a mantener una cultura renunciando a la creatividad de los alumnos para cambiarla? ¿Qué sentido tiene enamorarse de alguien sin entender nuestras emociones, sin conocer los estados de necesidad de nuestro propio ego? ¿Qué lógica tiene que padres y profesores claramente infelices den lecciones a sus hijos y alumnos sobre lo que les conviene?

Sigue leyendo

Respeto de los tiempos

Cuantas veces la vida nos ha ofrecido oportunidades para realizar cambios importantes  y no estuvimos lo suficientemente avispados para darnos cuenta. Es sencillo, al mirar hacia atrás, darse cuenta de las oportunidades perdidas: “Si hubiera dicho…”, “Si hubiera hecho…”. Sin embargo resulta inútil lamentarse. Nadie tiene la capacidad de desandar el tiempo y cambiar las consecuencias de las elecciones o decisiones tomadas. Lo único que podemos hacer es aprender de nuestras experiencias, de nuestras vivencias. De las buenas por supuesto, y de las malas, doblemente, al fin y al cabo pagamos un precio mayor por esos aprendizajes.

Sigue leyendo

Los valores guían las acciones

Nuestras emociones no solo nos hablan de nuestras necesidades fundamentales, sino también de nuestros valores. Estas direcciones de vida dan sentido a nuestra existencia. Un valor no es ni un objetivo ni un fin: es una dirección que guía nuestras acciones.

Juicios de valor vs. juicios moralistas

Todos hacemos juicios de valor con respecto a las cosas de la vida que estimamos. Podemos valorar, por ejemplo, la honradez, la libertad o la paz. Los juicios de valor reflejan nuestras creencias con respecto a cómo podría mejorar la vida.

Sigue leyendo

Necesidades humanas

Según el psicólogo Marshall B. Rosenberg, creador de la “Comunicación no violenta”, la experiencia muestra una y otra vez que desde el momento en que las personas deciden conversar sobre qué necesitan, en lugar de hacerlo sobre sus mutuos defectos o equivocaciones, aumenta considerablemente la probabilidad de conocer las necesidades que se ocultan detrás de sus actuaciones, necesidades humanas legítimas que todos y todas compartimos, unas básicas y otras que nos hacen falta para mejorar nuestra vida, como: Sigue leyendo

¿Por qué hacer un desarrollo personal? (II)

Definir lo que significa hacer un desarrollo personal puede dar lugar a diversidad de acepciones o interpretaciones, tales como que la persona pueda descubrir sus facultades y llevarlas a su máxima expresión, el conocimiento de sí mismo aceptando virtudes y debilidades, la obtención de una óptima salud emocional o el descubrimiento constante de esa tarea vital que cada uno debe llevar a cabo. John C. Pierrakos, psiquiatra y creador de la Bioenergética (una psicoterapia corporal) junto con Alexander Lowen, se pronunció al respecto postulando que esa tarea vital iba unida a desarrollar la capacidad de amar.

Sigue leyendo

¿Por qué hacer un desarrollo personal? (I)

Podríamos decir que la pregunta en sí es una paradoja porque, conscientemente o no, todos estamos inmersos en un proceso de desarrollo personal desde que nacemos hasta que morimosCarl Jung llamaba a este proceso “Proceso de Individuación”“un proceso natural orientado en la dirección de ser uno mismo o alcanzar la autenticidad, en el cual la consciencia se amplía y donde el individuo cuente con recursos que anteriormente desconocía”. En tal caso, ¿En qué tesitura se encuentra la figura del psicoterapeuta o facilitador?

Sigue leyendo

La palabra del adulto y la cárcel del personaje

Lo que encierra a cada niño dentro de un personaje cualquiera, y lo obliga a jugar hasta el final de sus días dicho personaje, es la palabra del adulto. Es el adulto quien le da nombre al niño. Le da una identidad. Luego, los adultos y los niños creemos que aquello que ha recibido un nombre a partir de una circunstancia fortuita se convierte en lo que el niño es.

Cómo empezar una práctica de meditación (atención plena)

Si deseas integrar una práctica de meditación en tu vida, una forma de empezar es encontrar o crear momentos de silencio y en soledad. Incluso unos pocos minutos pueden resultar muy restauradores, porque los “momentos” sin tiempo son momentos que liberan. No hay lugar a donde ir, ni nada que hacer. Por un momento te liberas de la presión del tiempo y de las obligaciones, y accedes a la experiencia de ser íntegro y completo, siendo a la vez parte de una totalidad e interconexión mayores.

Sigue leyendo

Emociones con rumbo

Muchas veces nos movemos en el mar de la emociones sin entender su significado. Enormes tormentas nos llevan de aquí para allá, alguna de ellas nos deja varados, con nuestra barca fuera del agua, sin posibilidad de navegar. Tras una experiencia así, empezamos a desconfiar de nuestras emociones: ¿cómo es posible que algo nuestro nos traicione?

Sigue leyendo