¡Ahora ya eres poeta!

Una buena poesía es aquella que tiene un regalo específico para cada lector, un regalo en el que se puede reconocer, en el que siente su propia esencia. Cuando la leemos, sube nuestra energía vital, nos entran ganas de sentir más profundamente, incluso nos sentimos más valientes para acometer imposibles, pues a fin de cuentas, una poesía de corazón está ahí para decirnos que somos más que lo que pensamos, y que podemos pensar más allá de los límites que nos impusimos.

La poesía de corazón es para sentirse libre, para sacarnos del drama y no para anclarnos en él. Ser poeta es iluminar el mundo con nuestra propia belleza. 

La poesía de la que hablamos no es la de otros poetas, sino la del poeta que todos llevamos dentro. ¡Sí, llevas un poeta dentro! ¿De qué otra manera podrías, si no, disfrutar de la belleza de la vida? Tu poeta interior no necesita dominar el arte de la escritura, tan sólo necesita que le des paso, que le dejes libre, que le saques de la prisión de avergonzarte de expresar tu sensibilidad. No dejes que tus juicios y prejuicios te impidan expresar tu belleza interior.

Si te falta valor para considerarte poeta, siente tus ojos como dos proyectores de tu luz interior, apunta tu mirada a algo que llame tu atención e ilumínalo… ya no es lo mismo, algo en ti le ha dado vida. ¡Ahora ya eres poeta! Si te apetece, ponle palabras a lo vivido y ofrécelas al mundo, te sorprenderá comprobar que estas palabras tienen vida, que hay un hilo conductor que les da luz y armonía.

 

Fuente: http://encuentrosconlasabiduria.blogspot.com.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *